Reflexión sobre la verdad y la mentira

Decía un profesor mío, auto declarado de izquierdas, y eterno en las quinielas a alcaldable en su pueblo, que no militaba en ningún partido y no lo haría nunca. Así ha sido, me consta. Decía también, que no había cretino más torpe que quien quería echarlo de donde ni estaba ni quería estar. En clara alusión a quienes, con dimes y diretes, ingeniaban bulos y farsas para apartarlo de la quiniela política. También argumentaba que su problema real, no eran los sinvergüenzas que inventaban las mentiras, sino los mediocres que las creían.

Yo soy de los que no se cree nada hasta que lo ve, y después de verlo… dudo a veces. Sinceramente prefiero ser así, que ser como algunas personas que conozco, que en cuanto le cuentan algo, enseguida lo difunden, cual verdad eterna y contrastada, sin reparar en el daño que le pueden causar a una persona y a sus allegados, la difusión de mentiras y Leer el resto de esta entrada »

Hoy me descubro, como nunca, ante el presidente Rajoy

No soy de los que adulan por peloteo, ya me conocéis. Cuando tengo que decir las cosas las digo y cuando no tengo que decirlas, también las digo.

No estoy donde algunos creen que debería porque no lamí los culos que los que están, lamieron, por dignidad y por principios. Y creedme que soy feliz porque soy yo, porque hago lo que me gusta y porque no le quito ni un segundo de mi tiempo a quienes me importan, para dedicárselo a quienes no desean más que mis palmas y mis manos, pero no a mí.

Algunos criticaban a Rajoy por no pedir el rescate hace un año y él pedía “paciencia”. Los más prudentes, volcaban sobre el presidente todo el peso de su palabra y de sus letras, los exaltados ‘pancarteaban’ y ‘escrachizaban’ a las puertas del Congreso por su aparente parsimonia.

Hoy, ninguno de ellos saldrá diciendo que la tristemente famosa prima de riesgo ha bajado de los 300 puntos básicos y que España ya financia sus deudas a precios razonables en el mercado financiero, de forma que vaya luciendo, de algún modo, el dinero que nos prestaron los bancos alemanes y que ahora devolvemos con tanto esfuerzo y sacrificio.

Hoy me descubro, como nunca, ante el presidente Rajoy, por mantener el rumbo firme ante las adversidades, por no desfallecer, por hacer lo que le pedimos, la mayoría absoluta de los españoles, en las Generales, que nos sacara del hoyo. Leer el resto de esta entrada »

Una piedra del castillo del Cielo

De pequeño acuñé la idea de que el Cielo es un castillo en constante construcción y cada uno de nosotros tiene que subir algún día a poner la piedra del castillo que tiene asignada y ya, quedarnos a vivir allí. Sólo que a veces ocurre que hay que poner un ventanal o una gran columna o un balcón y para ello es necesario colocar la piedra que va arriba, con el objetivo de sujetar, y claro, tiene que subir a poner su piedra alguien a quien no debería tocarle porque el muro va mucho más abajo. Cada uno que se consuele como quiera. Hoy ha subido a poner su piedra del Cielo, un amigo mío.

Cuando tienes un trabajo sin hora de salida y el trayecto de volver a casa, que no salir del trabajo, lo haces durante cuatro años con una persona como Don Pedro Torres aprendes algunas cosas que no se olvidan. De todas ellas me quedo con una,  el saludo de las personas que nos encontrábamos por la calle, mezcla de respeto, admiración y agradecimiento de varias generaciones de almuñequeros, que hoy somos mejores personas, gracias a que Don Pedro compartió con nosotros su sabiduría y sus valores.

No era raro, en uno de esos saludos que me dijera: “al padre este muchacho le di yo clase, y a él, y a su hijo también”. Y además se acordaba de si eran malos o buenos estudiantes, si destacaban en algún deporte o si eran más o menos pillos.

Siempre me decía con ironía que él era más almuñequero que yo. A continuación me preguntaba: “¿tú cuantos años llevas viviendo en Almuñécar?”,  “Pues todos, Don Pedro”, contestaba yo, “25”, entonces. A lo que él me argumentaba: “pues yo llevo 50, el doble que tú. Ahora, ¿quién es más de Almuñécar tú o yo?” Leer el resto de esta entrada »

Estimado hermano Milikito

Yo soy un niño de 37 años de esos que se desgañitaba chillando ‘bieeeeeeeeeen’ cuando papá preguntaba que cómo estábamos y nos llamaba de usted, ¡qué respeto!

Tengo en la mente cada frase de las canciones que un día compuso papá y compartió con los demás niños del mundo.

Ni recuerdo las veces que con un cojín en el pecho, recorría el espacio entre la puerta del salón-comedor y la tele, con mi acordeón imaginario entre los brazos mientras un payaso me cantaba lo chiquitito que era el ratón que tenía Susanita, los huevos que ponía Turuleca, me anunciaba que llegaba la navidad o estornudaba con todas mis fuerzas mientras a él le picaba la nariz. Leer el resto de esta entrada »

Huelga Sindical 14N

Huelga es la que yo haría contra los sindicatos servilistas de los gobiernos solialistas, que han estado subvencionados, paniaguados, mantenidos, lamiendo, chupando y callados como p… mientras los gobiernos de ZP y Rubalcaba nos traían hasta aquí y que ahora se manifiestan contra quienes toman decisiones, aunque sean duras, para solucionar lo que esos gobiernos destrozaron con la complicidad de éstos que ahora me llaman esquirol. No sigo que me conozco. Aunque sí reconozco, que en ciertos casos, los sindicatos realizan un trabajo necesario y esencial en defensa de los derechos de los trabajadores. No hoy, que van en contra de España, de su recuperación y de la imagen que tenemos de trasladar al exterior para volver a recuperar la confianza. ¡He dicho!

Debemos 4 veces más de lo que producimos en un año

Según el Registro Mercantil, desde que comenzó la crisis en 2009 hasta el 31 de Diciembre de 2011, han cerrado en España 102.870 empresas, con al menos un trabajador. Por su parte, el Régimen Especial de Autónomos (RETA) de la Seguridad Social registró 1.588 bajas y 1.498 altas al día durante 2011, lo que supone que cada día de ese periodo se perdieron una media de 90 trabajadores autónomos en España. Leer el resto de esta entrada »

Quijotismo: si yo fuera el ministro de economía…

El término quijotería o quijotismo tiene su origen en la famosa novela de Cervantes El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, allá por 1605. Este término define a una persona que obra en defensa de causas que considera justas, sin conseguirlo. Alguien, en definitiva que se pone en la piel de otro pensando que las cosas y los grandes problemas son fáciles de resolver, sin tener en cuenta consideraciones prácticas. Cuando mi profesora, en el colegio, nos ilustraba sobre el término, gráficamente nos situaba la escena a modo de ejemplo de la reunión de abueletes en la plaza del pueblo y aquella frase que antecede a la solución de todos los problemas del municipio: “si yo fuera el alcalde…”. Leer el resto de esta entrada »

Sr. Mas: ¿A que me independizo yo en mi casa?

Leo con estupor como el presidente de la Comunidad Autónoma de Cataluña llega a Madrid a reunirse con el presidente del Gobierno de España para exigirle dos alternativas sin más opción que elegir una de ellas, o una hacienda pública catalana o la independencia de Cataluña.

Además ha rechazado atender a los medios de comunicación en el Palacio de la Moncloa y tras la reunión se desplaza hasta la delegación de Cataluña en Madrid para comparecer ante la prensa, ‘la prensa catalana y la internacional’. Leer el resto de esta entrada »

Primer día de ‘cole’

No me he asustado hoy, cuando hemos dejado al niño de 3 años en el ‘cole’ por primera vez en su vida y en la nuestra, me asusté el viernes pasado, cuando un amigo, a tenor de su experiencia recientemente pasada hace un año, me advirtió de que voy a ver a mi niño crecer en estas semanas más que en toda su vida. “Tu hijo va a pasar de ser un bebé de 3 años a ser un niño de 3 años”, me dijo. Y me entró el canguelo. Leer el resto de esta entrada »

Expliquen al pueblo con palabras del pueblo lo que es del pueblo

Hace algún tiempo me dediqué a la política y Dios sabe que me está costando quitarme el lastre de quien me sigue viendo como tal. Si la democracia española tuviera más edad se vería normal que algunas personas con inquietudes políticas y voluntad de servicio público se dediquen a la política durante un tiempo prudencial y luego vuelvan a su vida profesional y cotidiana, pero no es así, nuestra democracia aún no ha enseñado al pueblo que eso es lo normal, lo lógico y lo sano y entonces existe el pensamiento generalizado de que el que es político, aunque sea una legislatura o mandato, es político para siempre y lo que parece normal es dedicarse a esto de por vida, aunque a uno ya no lo voten ni los suyos. Leer el resto de esta entrada »